Conecta con tus clientes por medio de marketing emocional

1 de julio de 2022

1. Introducción

1.1. ¿Qué es el marketing emocional?

El marketing emocional es la estrategia de comunicación que conecta con los sentimientos y sensaciones de los clientes para lograr que sus actitudes y acciones sean favorables hacia un
producto o servicio. Con el objetivo principal de que puedan recordar el mensaje, compartirlo y finalmente comprar.

El marketing emocional como su nombre lo indica se basa en las emociones: felicidad, tristeza, ira o miedo, para invitar a los clientes a tomar una decisión de compra.

1.2. Objetivos

1. Características del marketing emocional
2. ¿Por qué usar marketing emocional?
3. ¿Cómo desarrollar una estrategia de marketing emocional?

2. Características del marketing emocional

Conectar

Por medio del marketing emocional se logra crear una fuerte conexión con los clientes, ya que se crea un vínculo de valores y sentimientos que provocan confianza y fidelidad con la marca. Las
historias hacen que los consumidores se conecten con sus sentimientos y así despiertan sensaciones de creatividad que los hace familiarizarse aún más con la marca y es así cómo se fomenta la relación marca-usuario.

 

Lealtad a la marca

La conexión que se crea con los clientes va más allá de la relación comercial, se crea una relación equivalente a la que se tiene con amigos y familiares, basada en confianza, respeto y amistad.
Los clientes ya no buscan otras opciones de marcas, si no que mes con mes te compran a ti y al mismo tiempo promueven sus compras y tu marca con su grupo y su comunidad, por lo que se
aumenta las ventas, alcances y lealtad de marca con más consumidores.

Al conectar con los consumidores de manera emocional y ofreciéndoles experiencias satisfactorias estos se convierten leales a ella, con todas las ventajas y beneficios que esto conlleva.

Conseguir nuevos clientes

Gracias al marketing emocional se consiguen nuevos clientes ya que estos logran empatizar con tu mensaje y comunicación y de forma natural interactúan con tus canales de comunicación digital
y así posteriormente logran comprar y recomendar la marca a su entorno. Creciendo así el número de clientes.

Crear Contenido Compartible

La clase de contenido más poderoso es la que resuena con los consumidores y hace que miles de personas quieran compartirlas, hasta volverse virales.

Al contar historias cercanas que despiertan las emociones de los consumidores, se logra captar su atención y una vez teniéndola, se comparte la imagen de la marca para se quede grabada en
su mente y lo quieran compartir por el contenido y el mensaje que les dejó.

Existen muchos anuncios en Facebook emotivos los cuales, al finalizar, muestran la marca creadora del contenido, haciéndolo muy impactante y al mismo tiempo haciendo marketing de la
compañía.

Diferenciación de la competencia

El marketing emocional te permitirá llevar la ventaja y diferenciarte de tus competidores. Puesto que en todos los sectores la competencia crece y crece cada vez más rápidamente, encontrar el factor diferenciador es importante y el marketing emocional puede darte esos resultados que buscas. Empieza a experimentar y desarrollar historias emocionales que despiertan sensaciones en tus clientes potenciales.

Tiene mucho más impacto el despertar esos sentimientos diversos en la mente de las personas, ya que causan un efecto duradero y con un alto grado de empatía.

 

3. ¿Por qué usar marketing emocional?

El marketing emocional despierta una gran interacción en los distintos canales de comunicación.

Al despertar distintas emociones en los clientes a través de las estrategias de marketing se provoca que los usuarios; compren, se sensibilicen, se suscriban, rechacen, compartan, etc.

Cuando utilizamos marketing emocional se potencia un vínculo con el cliente y su satisfacción pasa a un grado superior. Estas emociones perduran por más tiempo y es muy probable que se
repita la compra.

Entre las emociones que inspiran y mueven al cliente a tomar alguna decisión son:

● La felicidad:

 

La felicidad es lo que todos los seres humanos buscamos y soñamos. Los clientes buscan satisfacer sus necesidades para  ̈ser felices ̈. El principal objetivo del marketing emocional es
transmitir que tus clientes estén felices y sonrientes.

Esta emoción es muy poderosa y bien aceptada que siempre genera respuestas positivas. Lo cierto es que la felicidad está al alcance de todos y compartir ese mensaje es significativo.

El estado de ánimo de cada persona influye en cómo perciben los anuncios, pero si puedes lograr conectar desde la felicidad sin duda será algo especial.

Recuérdales todo lo bueno que hay para sonreír, o quizás de algunos momentos especiales de la vida donde fueron felices, como el sentimiento de ser madre/padre por primera vez, o cuando
llegan a casa y los recibe su mascota, cuando reciben alguna buena noticia, etc.

Conéctalos con esa sensación de alegría y podrás influenciar de manera positiva en sus decisiones. Estos recordarán tu marca por esa emoción que los hiciste sentir otra vez.

Continúa creando estrategias que activen la felicidad en tu audiencia para que sigan transmitiendo esa alegría en sí mismos y en los demás.

● La nostalgia:

 

El máximo exponente del marketing emocional.

Este sentimiento despierta emociones de melancolía y tiene un impacto directo en las decisiones de compra. Al recordarles a los consumidores algún momento especial para ellos donde se
sintieron bien, los motiva a tomar acción, porque a la mayoría de las personas les emociona revivir el pasado donde fueron felices. El estado de ánimo que se genera es muy positivo, y les
despierta simpatía, compasión y amor.

Este tipo de estrategias te permitirán conectar con el consumidor a un nivel elevado y alcanzar tus objetivos de ventas.


● La tristeza:

 

Claro que no todo es felicidad, distintos sentimientos promueven resultados diferentes. Cada vez más marcas apuestan por crear publicidad con contenidos conmovedores.

La tristeza conmueve e impacta a los espectadores para que reciban el mensaje, se identifiquen con este, tomen conciencia y recuerden la marca. Por ejemplo; un anuncio donde se presenta un accidente de automóvil y te preguntan quién prefieres ser ¿quién vive o muere? alarmante y educativo para ser conscientes de la responsabilidad de ir al volante, el objetivo es hacerlos sentir tristes de que este pudieses ser tú, y recordarte lo valioso que es vivir, al final se comparte la marca que promueve el mensaje, con la respuesta de impactar al cliente y desarrollar un disparador en sus sentimientos que los harán tomar accionar y en su caso comprar o compartir la información.

Imágenes tristes y duras impactan y conmueven a los consumidores para que conecten con su sentimientos y logren actuar con conciencia.

● El miedo:

 

En el marketing emocional, cuanto más llames la atención, mejores resultados obtendrás.

El miedo, mueve a muchas personas, especialmente cuando se refiere a la salud. Por ejemplo; las compañías de seguros de vida suelen promover el miedo, al compartir publicidad de
imaginarse a alguien afectado por una enfermedad o incluso muriendo.

El miedo se utiliza para generar una reacción en el consumidor, en este caso a la enfermedad y cuidado familiar ̈estar preparados para esta situación.

Este sentimiento es natural, como todos los demás, y no menos efectivo en el marketing emocional. Este forma parte del instinto de supervivencia del ser humano. Lo ideal es despertarlo
en la audiencia, pero sin causar malestar, ya que puede ser contradictorio para los resultados que buscas.

Trabajar el miedo y promoverlo es delicado, pero si se hace bien, es muy efectivo y genera excelentes resultados en las campañas de marketing emocional, resultando en más ventas y clics.

 

● La ira:

 

Claro está que muchas personas hacemos cosas actuando desde la ira, y te preguntarás, ¿cómo hacer marketing desde la emoción de la ira para generar resultados?

Un gran ejemplo es el Procter & Gamble del ganador de un premio Emmy con su marca de ALWAYS utilizando el slogan de la campaña: Always #likeagirl, donde le preguntan a adultos y
niños hombres y mujeres: ¿Cómo corren las chicas? Las respuestas generaron un sentimiento de ofensa y enojo en las mujeres, llamando su atención, consiguiendo grandes resultados y fuertes
reacciones.

Video

Nos causa ira cuando se generan injusticias, vemos sufrir, insultos y faltas de respeto que nos hacen sentir impotentes por no poder hacer nada al respecto. Sí, desde la ira se puede ganar
clientes leales. Si logras impactar a tus espectadores, haciéndoles ver cómo tu marca puede solucionar esos sentimientos de enfado, podrás lograr grandes resultados.

Utilizar la estrategia de marketing emocional puede ser una gran idea, ya que al generar emociones en las personas por medio de la comunicación se genera un gran impacto en sus decisiones.

4. ¿Cómo desarrollar una estrategia de marketing emocional?

 

1. Vende emociones, no productos

Crea historias que generan experiencias de calidad y céntrate en cómo se sentirán los clientes con tus productos o servicios, una vez comprados. Ayúdalos a visualizar su satisfacción, o la idea
de sentir esa emoción que quieras generar en ellos.

Trabaja estratégicamente la comunicación para que el contenido llegue de la mejor manera al consumidor. El marketing emocional no es vender productos, sino experiencias emocionales que
ayuden al cliente a asimilar tu marca con eso que le hizo sentir o revivir.

Puedes innovar y transmitir los mensajes, siempre y cuando se respete al cliente para lograr las acciones esperadas.

2. Sorprende a tu audiencia

Si las sorpresas son bien recibidas, aprovéchalas a tu beneficio y fascina a tu audiencia.

Sorprende y emociona a tu audiencia con descuentos, regalos y contenido de valor que les sirva para recordar tu marca, así lograrás que interactúen, hablen bien de ti, compartan tu campaña,
te compren y sobre todo que te vuelvan a comprar. Sé creativo, y ¡sorpréndeles!

Tus contenidos serán la clave para generar diferentes emociones y reacciones, ya sean imágenes, textos, videos, blogs, etc., tu mensaje será importante para llegar a tu público objetivo. Así que
vincula el marketing de contenidos. Ten claros los objetivos de cada campaña para saber qué emociones despertaras en tus consumidores y planifica la estrategia.

3. Conoce a tu audiencia y crea un vínculo afectivo

 

(Click aquí para acceder al artículo completo con mapas de procesos incluidos) 

garantizamos 100 citas en 100 días para que llenes el calendario de tus comerciales